Your search results

¿Cómo me convertí en dueño de un camping?

Posted by concerto on 14 septiembre, 2017
| 0

Nunca fui cliente de un Camping.
Sin embargo, hoy el camping es mi vida:
Soy dueño de mi propio camping a 30 minutos de Aix-en-Provence (en el sur de Francia)

¿Cómo llegué a eso?
En 2003, hablé con mi dentista, que conozco desde hace 20 años.
Le expliqué que mi esposa y yo queríamos otra vida.
Hartos de las horas de oficina y la rutina.
Queremos nuestro propio proyecto. Algo hecho por nosotros.

Mi dentista me dijo que su padre era dueño de un camping y lo había puesto a la venta en Concerto, porque no había continuidad en sus 2 hijos…

Recuerdo haberle dicho que el camping “no me gustaba” y que yo prefería entrar en un campo que conocía: la restauración.
Poco mas hemos hablado, ya estaba con la boca abierta y el dentista tratándome.

Por la noche, hablé con mi mujer, que es contable.
Me dijo que tenía un gran camping como cliente, que presentaba muy buena rentabilidad.

La misma semana le pregunté a mi dentista si podíamos visitar el camping de su padre, por curiosidad…

Me dio los contactos de Concerto, que me organizó una visita el sábado.

Fuimos allí, mi esposa, mis tres hijos y yo. Sin pensarlo mucho. Como si se tratara de una salida normal en familia. Sin muchas expectativas.

Pronto los niños encontraron otros niños… y “desaparecieron” para jugar…
Mientras tanto, nosotros descubrimos el camping en detalle, con el agente de Concerto.

A la vuelta, en el auto, nuestros hijos dijeron que pasaron “el mejor día de su vida”.
Fue una sorpresa.

Nosotros también tuvimos una corazonada con el lugar. Y la misma noche empezamos a soñar y proyectar…

Los números del camping eran bastante bajos (nada que ver con el resort para el cual mi mujer había hecho la contabilidad).

El agente de Concierto nos convenció del potencial del lugar, pero también nos advirtió de las dificultades que tendríamos para obtener préstamos con este tipo de resultados tan bajos…
Pero el sueño no nos dejó más.

Entonces se sucedieron:

– Reuniones familiares,
– Recopilación de los posibles ahorros y préstamos familiares,
– Otra visita con mi padre y mi cuñado (dispuestos para ayudar a financiar nuestro proyecto),
– Creación de un expediente/balance para los bancos… con Concerto.

El camping valía 1,1 millones.
El banco nos prestó 450.000 €.
« El hecho que mi esposa haya sido contable y yo restaurador, fueron un punto clave para conseguir la confianza de nuestro banquero ».

La familia accedió a prestarnos lo que nos faltaba para poder cruzar el umbral..

“6 meses después de hablar con el dentista, nosotros, mi esposa y yo, renunciamos a nuestros respectivos trabajos, hicimos las cajas, y nuestras vidas cambiaron radicalmente. Porque el camping no es un trabajo, sino una forma de vida. “

Estaría mintiendo si dijese que todo fue un camino de rosas…

Tuvimos una pequeña crisis entre 2008 y 2011, también cometimos errores de principiantes.
Pero ganamos la Libertad, y nunca, nunca, nunca, hemos lamentado nuestra decisión.

Durante estos 15 años, claramente, no hemos vivido en el lujo, ya que cancelamos nuestras deudas y financiamos la gran transformación del camping..

Pero no nos faltó nada. Y nuestro negocio casi ha duplicado su valor.

Los niños nos han ayudado en el camping desde los 13 años. Ahora saben lo que es trabajar.
Los dos son ahora estudiantes y eligieron caminos diferentes al del camping.
Nacieron allí dentro, y lógicamente buscan otro horizonte.

Probablemente revendemos nuestro negocio de aquí a 4/5 años.

Marc Durant

  • Para recibir la newsletter Concerto y estar al corriente de todos los movimientos del sector Camping, inscríbase aquí:

  • Últimos artículos

Compara Publicaciones